Skip to content
VM Samael Aun Weor: Psicologia Alquimia Astrologia Meditación Cábala Gnosis
El Árbol de la Vida es el Ser y está representado en nuestro Cuerpo Físico por la Columna Espinal

Johann Wolfgang von Goethe

Imprimir E-Mail
escrito por Editor VOPUS   

Un Bardo Intuitivo y Genial

Goethe, Un Bardo Intuitivo y Genial, Eterno Femenino, anhelo metafísico

“Su anhelo metafísico por lo Eterno Femenino se proyectaba sobre Carlota, que en ella veía a la Madre (la amaba, en una palabra), el principio Universal o expresándolo mejor, la propia idea de Eva.”

Waldemar

Fue un gran poeta y polígrafo alemán. Si bien Goethe (1749-1832) no fue considerado por sus coetáneos como un escritor esotérico en sentido estricto, su obra responde en muchos puntos a las inquietudes ocultista de su época.

El talento polifacético de Goethe y su tenaz exigencia por descubrir las fuentes ocultas del Universo y la armónica serenidad de su obra, le convierten en uno de los más universales genios modernos.

Se afilió a la orden masónica “Amalia”, en Weimar el 24 de Junio de 1830.

En su poema inacabado “Secretos”, Goethe propugna la idea de una “Sociedad de Iniciados” que perpetúe el Mensaje Sagrado.

Poetizaba a la mujer que amaba, como un ente ideal, pero cuando esta poetización, por la razón que fuese, se relajaba o amenazaba a convertirse en seria, se alejaba.

Nos dice el V.M. Samael Aun Weor que “Goethe, quien poseía una intuición maravillosa, comprendió el Aspecto Trascendental del Sexo, como lo demuestra en su poema “Dicha de la Ausencia”, donde expresa, claramente, su propensión a la erótica metafísica; pero que desgraciadamente, por ese punto espinoso de su forma de pensar: Amar a alguien en la distancia, prometer mucho y olvidar después (cosa demasiado cruel y llena de fraude moral), fue que no se Auto-Realizó, fallando en el punto más delicado. Si se hubiese redescubierto en una sola mujer; si en ella hubiese hallado el Camino Secreto; si con ella hubiese trabajo en la Novena Esfera durante toda la vida, habría llegado a la Liberación Final.”

Fue grande también su Amor y Anhelo Metafísico por el Eterno Femenino y proclama en su canto, lleno de sublime éxtasis, a su Madre Divina como su auténtica liberadora.

En su “Fausto”, expone con gran acierto la fe en la posibilidad de la elevación del “Embrión Aureo” liberando a una Super Alma (el Manas Superior de la Teosofía); de liberarla a través de la eliminación del Mefistófeles Interior y la Cópula Metafísica. Dice Goethe: “Flechas, traspasad-me; lanzas, sometedme; mazas, heridme. Todo desaparezca, desvanézcase todo. Brille la estrella perenne, foco del Eterno Amor.”

El V.M. Samael Aun Weor comenta una experiencia con este bardo genial en el Mundo Molecular o Mundo Astral, en la que Goethe le afirmaba que, ahora estaba reencarnado en Holanda con cuerpo femenino y que se casaría con un príncipe holandés. Y agrega el Maestro, que después de decirle a Goethe, que él creía que la clase de amor que él propugnaba era estrictamente universal, Goethe le contestó con una frase irrefutable y exacta, que lo dejó anonadado, perplejo, asombrado: “No es acaso el Amor Humano una chispa del Amor Universal”...

Goethe, Fausto, Eterno Femenino
Goethe, Johann Wolfgang von Goethe, Fausto, Samael Aun weor
AddThis Social Bookmark Button
Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy
 
< Mahatma Gandhi- El Apóstol de la Non-Violencia   Apolonio de Tiana >

Conocimiento Universal

Ciencia
Arte
Filosofía
Mística/Religión